Miley Cyrus y Ashley Tisdale , buen ejemplo.

Se llevan  siete años de diferencia, una es morena, la otra rubia y a simple vista parecen muy diferentes.sin embargo, Ashley Tisdale y Miley Ray Cyrus, la protagonista de Hanna Montana, tienen mucho en común y en este momento son consideradas las sucesoras del espacio que dejaron estrellas como Lindsay Lohan y Britney Spears en el cine y la música.

El fin de semana pasado se estrenó la película del Tour de conciertos de Hanna Montana, cuyo éxito ha impresionado a todos. En sólo dos días recaudó 29 millones de dólares y las entradas para toda esta semana ya están agotadas. Y la cinta no es más que una recopilación de los conciertos que Miley Cyrus dio durante el año, sólo que esta vez se pueden ver en formato 3D.

Algo muy parecido pasó cuando se estrenaron las dos partes de High School Musical por Disney Channel, marcando un hito de audiencia para el canal.

Las estrellas de Disney son el nuevo fenómeno entre las jóvenes que quieren ser como ellas. A diferencia de lo que muestra Lindsay Lohan o Paris Hilton en cada fiesta que van, Ashley y Miley disfrutan de su éxito con discreción.

Aunque Ashley Tisdale es mayor, y perfectamente podríamos verla en fiestas como cualquier joven de su edad, la rubia de High School Musical 2  prefiere la tranquilidad y estar fuera de los escándalos. Distinto de lo que ha vivido su compañera Vanessa Hudgens.

Así son estas nuevas ídolas , y amigas entre sí, estrellas que sin querer serlo intentan ser un ejemplo para sus seguidoras. Alejadas de los excesos, las fiestas y los escándalos, demostrándoles a sus fans que dos niñas comunes y corrientes pueden cumplir sus sueños sólo con mucho esfuerzo y trabajo.